Usan sexcams

Se trataba de, el extorsionador de Cassidy Wolf, había utilizado un creepware llamado Black Shades, que puedes comprar en Internet por 35€ y no requiere conocimientos de hacker para usarlo.Simplemente lo instalas en un ordenador, y al instante obtienes el acceso a su webcam, a sus ficheros, y a todo lo que teclea.Cassidy Wolf fue infectada por Black Shades a través de un falso email que publicitaba concursos de belleza para adolescentes. Black Shades también tiene la capacidad de reenviarse a todos los contactos de la víctima, e infectar a otros ordenadores. Pese a ello Black Shades se ha seguido distribuyendo de forma clandestina.

Y en todos ellos damos permiso a las apps para que tomen el control total de nuestro smartphone, superando cualquier antivirus u otro software de protección que tengamos.Pero Black Shades es sólo uno de los muchos tipos de creepware que existen.Otros programas muy conocidos son El creepware se asocia casi siempre a las webcams integradas en los ordenadores, como las que incluyen los portátiles, o una webcam USB que instalas en tu PC de escritorio.Pero este software espía también es capaz de actuar en que muchas personas utilizan para vigilar la casa, el jardín, su comercio, o la habitación del bebé.En noviembre pasado, saltó a las noticias una web rusa que ofrecía en directo la conexión, en tiempo real, con , ni usar ningún software espía.

Leave a Reply